Cambios del Periodismo

Hace pocos días leí un artículo que me hizo pensar, y mucho, sobre la actual situación del periodismo. Es una reportaje en la que 37 periodistas son entrevistados con el objetivo de saber hacia dónde va esta profesión. Aquí os dejo el enlace: 37 entrevistas a periodistas 2.0 

Los periodistas, todos relacionados con el periodismo 2.0 (aquel que se basa en la web 2.0: redes sociales, blogs…, y que se caracteriza por la inmediatez, mezclando elementos de texto con audiovisuales) nos avisan de los grandes cambios que se están dando en esta profesión y, en muchos casos, de la muerte del periodismo tradicional.

La conclusión principal de este reportaje es que o te reciclas o mueres. ¿Por qué? Porque cada día estamos viendo como los medios de comunicación tradicionales, con especial atención a la prensa, desaparecen. Una de las profesiones que más está sufriendo en esta crisis es el periodismo y todos los profesionales que trabajan en torno a ella. 

Sin embargo, de todo se puede obtener un resultado positivo. Soy de las que se entristecen viendo como compañeros son despedidos por cierres de periódicos o por ERE’s de grandes empresas como el caso de El PaísPero también estamos en un momento en el que tenemos la obligación de reinventarnos. Está claro que el periodismo, así como otras muchas profesiones, han cambiado, y nos encontramos ante un escenario que se va construyendo día a día, que cambia en segundos. 

Pepe Cerezo, experto en el campo, destaca que “hay muchas posibilidades de afrontar un escenario que es apasionante. La tecnología nos está abriendo puertas impensables”. Hoy nos encontramos con una variedad nunca antes vista. Podemos encontrar medios especializados, pero cientos de ellos. Medios independientes, una característica difícil de encontrar entre los tradicionales, y propuestas tan enriquecedoras que, desde luego, vienen a confirmar que la situación del periodismo actual está en un momento de efervescencia donde cualquiera tiene sitio, eso sí, donde el talento, el don, el esfuerzo o la formación siguen siendo valores imprescindibles. 
Anuncios