Escribir bien genera prestigio

Nuestra imagen dice mucho de nosotros: cómo vestimos, cómo hablamos, cómo nos expresamos. En Internet y en el mundo 2.0, la imagen tiene mucho que ver con lo que escribimos y cómo lo escribimos. Por eso, la entrada de hoy la quiero dedicar a la importancia que tiene nuestra manera de escribir.

Una persona que escribe bien genera buena impresión en cualquier ámbito, pero ¿Qué ocurre cuando escribimos mal?

Si se trata de un texto profesional, cuando se cometen faltas de ortografía, el branding laboral de esa persona decrece y, lo más importante, su credibilidad y prestigio pierden muchos puntos. ¿Recordáis cuando la ex presidenta de la Comunidad de Madrid, Esperanza Aguirre, envió una carta a los profesores de Madrid explicando los motivos de los recortes y en ella había faltas de ortografía? ¿Qué impresión causó Aguirre a este colectivo y al resto de ciudadanos? Todos los adjetivos iban por el camino del rechazo y la falta de profesionalidad.

¿Qué ocurriría si un cliente descubre una falta de ortografía en tu propuesta? Seguramente no te verá de la misma forma que si el documento carece de fallos. Quizás no quiera negociar contigo o, si lo hace, lo haga por un valor menor ya que habrás perdido prestigio.

Hay personas que tienen mucha cultura, que son cultas, pero tienen una ortografía que no está a su altura y son vistos como personas poco preparadas, sin conocimientos, es decir, lo contrario a la imagen que les gustaría tener.

Hoy en día muchos de vosotros escribís en Internet, en Redes Sociales, tenéis vuestros propios blogs así que, el consejo de hoy, es que cuidéis mucho vuestras palabras y reviséis los textos para que no tengan faltas. 
¡Ah! No se me puede olvidar, LEER. Leer cualquier cosa: periódicos, revistas, blogs, libros… Y recordar, la ortografía y la redacción dicen mucho de vosotros. Una buena ortografía os permiten organizar las ideas de manera coherente para que los demás puedan leerlas, entenderlas y además aumenta tu branding personal. Una persona que escribe bien, normalmente, genera buena impresión.
Anuncios